04/04/2009

Secuencian el genoma del piojo


Con el objetivo de desarrollar tratamientos contra los piojos, científicos australianos secuenciaron el genoma del y descubrieron que su ADN es diferente al de todos los animales conocidos hasta la fecha. La revista Genome Research publica hoy los resultados de la investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Queensland y del J. Craig Venter Institute. Los piojos se alimentan de sangre del ser humano y de otros primates y no sólo son peligrosos por su actividad parasitaria, sino que pueden ser un vector de enfermedades infecciosas, como el tifus epidémico.

El ADN mitocondrial (mtADN , el material genético de las mitocondrias (orgánulos que generan energía para la célula), está fragmentado en muchas partes, algo nuevo en las secuencias de genoma animal practicadas hasta ahora. La mayoría de las especies del reino animal tiene un cromosoma circular mitocondrial, mientras que el mtADN del piojo chupador está partido en 18 minicromosomas.

Los minicromosomas se habían encontrado hasta ahora en plantas y protistas. En cambio otra especie de piojo, llamado masticadores, o Mallophaga , que afectan a aves y otros mamíferos, no tienen el ADN mitocondrial fragmentado, lo que sugiere considerar que los cromosomas múltiples evolucionaron junto a la característica de alimentarse de sangre.

0 opiniones: