12/01/2009

El gen del gordo


Un equipo del University College de Londres (UCL, por sus siglas en inglés) descubrió que los niños que tienen una copia de una de las dos variantes del gen FTO relacionadas con la obesidad son más propensos a seguir comer más de lo necesario. El estudio apareció publicado en el International Journal of Obesity (Revista Internacional de Obesidad). Los investigadores aseguran que comprender mejor el papel que juegan determinados genes en la obesidad podría ayudar a desarrollar nuevas terapias para minimizar su impacto.

El gen FTO fue identificado en 2007 casi por accidente en un estudio sobre el ADN en el que participaron 37 000 europeos. En ese tiempo se calculó que las personas con una copia de una de las dos variantes del gen cuentan con un 30% más de posibilidades de ser obesos y los que tienen las dos variantes cuentan con un 70% más.

Un estudio previo descubrió que los niños que tienen una variante específica de ese gen ingieren unas 100 calorías más por comida, son más propensos a comer alimentos con más azúcar y grasa pero, para ellos no hay pretexto (para infortunio de los que ya por eso se sentían mejor) otra investigación encontró que el ejercicio podía contrarrestar los efectos de tener ese gen.

Vía BBC


0 opiniones: