24/03/2008

La niebla contaminante de Pekín


El bajar los niveles de contaminación en Pekín, donde se disputarán los Juegos Olímpicos, ha costado más de 11 mil millones de euros, dando esta información como respuesta a la renuncia del etíope Haile Gebrselassie, plusmarquista del maratón, el cual tiene asma lo que le complica la carrera aunado de la contaminación.

"El Gobierno da una gran importancia al medio ambiente. Se han tomado más de 200 medidas para mejorar la calidad del aire", dijo Sun Wiede, del Comité Organizador. "Los tres índices de contaminación [dióxido de sulfuro, monóxido de carbono y dióxido de nitrógeno] han cumplido con los estándares nacionales con años de esfuerzo. Prometemos que el índice de partículas también los cumplirá en los Juegos", añadió Zhang Lijung, de la Administración de Protección Medioambiental.


En Pekín, que suma 1 200 autos nuevos diarios, disfrutó en 2006 de 246 días azules, sin problemas de contaminación, según las estadísticas oficiales. Las cifras no importan para los equipos británicos y estadounidenses quienes diseñan mascarillas para protegerse del aire chino. Esos esfuerzos, sin embargo, son "totalmente inútiles", según Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional. Nada puede con la niebla de Pekín. La única solución, según los expertos, es llegar "lo más tarde posible": tres o cuatro días antes de competir.


Fuente: El país

0 opiniones: