17/03/2008

Cuatro Ciénegas es un portal al pasado


Se encontraron genes marinos en virus hallados tierra adentro, a cientos de kilómetros de la costa, el lugar la reserva de Cuatro Ciénegas, en el norte de México, lo que la convierte en uno de los últimos vestigios de mar del jurásico. La investigadora Valeria Souza, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) comento que según el estudio publicado recientemente en la revista Nature "lo que hace (...) es confirmar el origen antiguo de este sitio." "La señal marina de los virus se ha mantenido gracias a que este sitio siempre ha tenido bacterias marinas a quienes infectar,". "Los virus confirman el jurásico en Cuatro Ciénegas,". El investigador que realizo el estudio es Forest Rohwer, de la Universidad de San Diego.

Algunos de los virus tienen cierto parecido con otros hallados en las islas Bahamas, en el Caribe. Existen lugares donde se pueden encontrar terrenos del periodo jurásico, pero bajo toneladas de tierra de eras geológicas más recientes. Lo que hace diferente a Cuatro Ciénegas, un conjunto de 170 estanques y pozas en medio del seco desierto, el cual nunca fue tapado por la tierra, a tal grado que Souza califica a la reserva como el equivalente de las Islas Galápagos para los investigadores de la vida microscópica.


La reserva contiene formaciones rocosas llamadas estromatolitos, que son creadas por colonias de bacterias, las cuales separan el oxígeno, el nitrógeno y el carbono del medio ambiente, permitiendo que exista la vida de las plantas y animales. El problema es que los ganaderos extraen el agua del subsuelo bajo las lagunas, lo que ya ha provocado que varias lagunas se sequen y mueran las colonias de bacterias, además de las especies animales endémicas.


Fuente: Reuters

0 opiniones: