25/04/2009

Encuentran probable antepasado del T-Rex


Paleontólogos encontraron cerca de la ciudad de Jiayuguan (China) restos fósiles de un antepasado del Tiranosaurus Rex, que podría ser el eslabón perdido entre el gran saurio y los ejemplares mucho más pequeños que se encuentran en el principio de su cadena evolutiva. Los investigadores publicaron su hallazgo en la revista "Proceedings B" de la Royal Society, bautizaron este ejemplar como "Xiongguanlong baimoensis" y sitúan su existencia a partir de la mitad del periodo Cretácico (aproximadamente unos 105 millones de años).

Los fósiles muestran rasgos tempranos de las características que se hicieron pronunciadas en el Tiranosaurus Rex. El conocimiento de esta especie de dinosaurios se basa en dos grupos distintos de fósiles que datan del periodo Cretácico (hace entre 145 y 65 millones de años). Uno de esos grupos data del principio del periodo y el otro vivió decenas de millones de años después, por lo que hay un vacío que no permitía relacionar ambos restos de fósiles. "Teníamos una laguna de entre 40 y 50 millones de años en la que teníamos muy pocas referencias fósiles", manifestó Peter Makovicky, comisario del Field Museum de Chicago, que participó en la investigación.

Makovicky destacó que el "Xiongguanlong baimoensis" es "un buen vínculo" entre ambos grupos de fósiles y permite "completar esa parte de los registros de fósiles" correspondientes al Cretácico. Las similitudes del Xiongguanlong baimoensis son un cráneo cuadrado, sien reforzada, dientes incisivos fuertes y una columna vertebral sólida capaz de sostener una cabeza de grandes dimensiones, pero también presenta un hocico alargado y fino, que difiere de la parte frontal de la cabeza del T. Rex. Los científicos consideran que un "X baimoensis" medía 1.5 metros a la altura de la cadera y pesaba unos 279 kilos, frente a los 4 metros de altura y las cinco toneladas de un "T Rex".

1 opiniones:

包括台北汽車旅館簡介、旅館設備介紹。