07/02/2009

Multas a padres que tengan hijos que no rindan en la escuela


La ciudad de Basilea (Suiza) dio un paso más para sancionar a los padres con hijos que normalmente acuden al colegio con sueño, hambre y sin haber hacer tareas. El gobierno aprobó una enmienda a la Ley de Educación que prevé penas de hasta 1 000 francos (aproximadamente 12 mil pesos) para las infracciones más graves. La medida se enfrentara al voto final por parte del parlamento en la primavera. Actualmente, los padres tienen la obligación legal de asegurarse de que sus hijos vayan a la escuela con regularidad pero, con las modificaciones propuestas tendrán que asistir a reuniones con los profesores, y testificar que sus hijos estén físicamente preparados para aprovechar el día y con sus tareas escolares hechas.

"A menudo escuchamos a los profesores decir que los estudiantes se quedan dormidos en clase porque ven la televisión hasta medianoche". "Los padres tienen que asegurarse de que sus hijos lleguen descansados a la escuela, que acudan asiduamente, y que sean capaces de absorber los conocimientos que les enseñan”, comento el director de educación municipal, Christoph Eymann. La enmienda señala que en los casos problemáticos, padres y escolares deberían acudir primero a un encuentro con el colegio, la siguiente fase es que los padres firmen acuerdos escritos comprometiéndose a hacer más y las sanciones aplicarían como última medida.

"Queremos frenar que los jóvenes entren a formar parte de la lista de desempleados, en el peor de los casos. Pretendemos dar a los niños la mejor oportunidad de satisfacer su potencial. Este es un pequeño azulejo del mosaico, aunque se deben adoptar otras medidas para acabar el mosaico". "Sabemos que esto supone una gran intromisión en la privacidad de las personas, pero sería como último caso. Si todo lo demás falla, queremos contar con la opción de imponer multas", cometo Christoph Eymann

0 opiniones: