27/01/2009

De campeones mundiales a secuestradores


Dos de los niños mexicanos que ganaron la Serie Mundial de Ligas Menores en 1997, en Pensilvania, Estados Unidos, fueron arraigados en Monterrey, Nuevo León, por ser integrantes de la banda de secuestradores de "Los Beisbolistas". Se trata de Eduardo Ordóñez Garza y Gustavo Baca Marcos, de 23 y 25 años, quienes junto con otras dos personas secuestraron a un joven de 18 años por dos días, por quien obtuvieron 300 mil pesos y un BMW 2002.

El secuestrado estuvo en una casa de seguridad, propiedad de Daniel Baca Marcos, jugador de los Diablos Rojos de México, hermano del autor intelectual del secuestro. En el segundo día del plagio, rentaron una habitación de un motel ubicado al oriente de Monterrey. Tras recibir el pago, liberaron al joven en la carretera.

Vía esmas

0 opiniones: