09/09/2008

Aguas que el golpe avisa


El próximo vuelo del trasbordador Atlantis para la última misión de mantenimiento del telescopio Hubble en octubre será una de las más peligrosas debido a la gran cantidad de basura orbitales que se encuentran a esa altitud. El riesgo de un daño catastrófico por el impacto de un micrometeorito o un resto orbital está estimado en 1 en 185 comparado con el típico 1 en 300 en los vuelos hacia la Estación Espacial Internacional (ISS), precisó John Shannon, director del programa del trasbordador, en una conferencia de prensa.

En la medida en que el director de este programa no puede asumir solo un riesgo superior a 1 en 200, la decisión de realizar esta misión deberá ser tomada por los más altos responsables de la Nasa, como el director Michael Griffin, añadió. El telescopio Hubble orbita a unos 563 kilómetros de la Tierra, contra unos 354 km en el caso de la ISS. "Los micrometeoritos y los restos orbitales (MMOD) representan el mayor riesgo para todos los vuelos de transbordadores" y más a la altitud que se sitúa Hubble que a la de la ISS, subrayó Shannon. El entorno se volvió aún más hostil en el último año tras una prueba china para destruir un satélite, la destrucción forzosa por parte de la Fuerza Aérea estadounidense de un satélite que estaba fuera de control y el desmembramiento de un cohete ruso.

El Atlantis realizará su cuarta y última misión de mantenimiento del telescopio Hubble, primer telescopio espacial, lanzado en 1990 y que revolucionó la astronomía. Su sucesor, el telescopio espacial James Webb, será puesto en órbita en 2013 a más tardar.

Vía Univision

0 opiniones: