19/04/2008

Satélite japonés estará vigilando los que le ocurre a manglares mexicanos


Un satélite japonés medirá el impacto del cambio climático en los corales del Caribe y los humedales de México, entre otros ecosistemas latinoamericanos, esto gracias a un acuerdo firmado en el Banco Mundial.El satélite, ALOS (Advanced Land Observing Satellite,), otorgara imágenes en alta definición y datos de altitud al Banco Mundial, que tiene en marcha diez proyectos para ayudar a los Gobiernos de la región a adaptarse a los cambios causados por el calentamiento de la atmósfera.

“Esos ecosistemas están muy afectados ahora mismo, no es una cosa del futuro”, alertó Walter Vergara, gerente de los proyectos de adaptación de América Latina, que supone una inversión de 90 millones de dólares en forma de donaciones a los países afectados.El satélite cuenta con una cámara de alta resolución, capaz de tomar fotos de hasta 2.5 metros cuadrados, y un radar que puede captar imágenes incluso si hay cobertura de nubes o es de noche, dijo Yasushi Horikawa, director ejecutivo del Organismo Espacial Japonés.Los manglares mexicanos han perdido entre 25 y 35 por ciento de la superficie total y la deforestación se estima hasta en siete por ciento, lo que significa la tasa de destrucción más alta de todos los hábitats mexicanos.

Los manglares de México ocupan una superficie estimada de 655 mil 667 hectáreas. Están presentes en los 17 estados de la República con litoral, pero Campeche posee la mayor superficie del país (29.9 por ciento), seguido por Yucatán, Sinaloa y Nayarit (12.2, 10.8 y 10.2 por ciento, respectivamente) y las entidades con menor cobertura son Colima, Tamaulipas y Baja California.

Fuente: Milenio


0 opiniones: