16/04/2009

Robot explorador de tumbas


Ha sido diseñado el primer robot capaz de entrar en tumbas arqueológicas para explorarlas, lo que trae la ventaja de que no serán dañadas por el contacto de humanos ni con el aire libre. El robot fue diseñado por expertos de Hong Kong (sur de China) y Harbin (noreste de China), tiene forma cilíndrica y 27 centímetros de longitud. Ya ha participo en una exploración de unos frescos de más de 1.300 años enterrados cerca de una tumba de Xian y hará su segunda exploración cerca de la antigua ciudad imperial.

El robot cuenta con una cámara digital y luces infrarrojas que le permiten ver y fotografiar en la oscuridad total. Además, sus sensores identifican la composición del aire. En el pasado, algunos hallazgos en China resultaron dañados al ser desenterrados, por ejemplo los Guerreros de Terracota de Xian, que al ser descubiertos en 1974 perdieron los colores originales instantes después de contactar con el aire. Por esa razón no han excavado la tumba del Primer Emperador, situada cerca de ese ejército, y a cuyo interior quieren llegar a través de alta tecnología.

0 opiniones: