23/03/2009

Fármacos con anticuerpos de tiburón


Científicos mexicanos desarrollan una investigación con anticuerpos de tiburón y toxinas de caracoles, con los que se podrían hacer medicamentos para tratar enfermedades infecciosas y crónico-degenerativas. Los doctores líderes de la investigación son Alexei Fedórovich Licea Navarro, del Centro de Investigaciones Científicas de Ensenada, Baja California (CICESE-Conacyt), y Jorge Paniagua, director de Investigación de Laboratorios Silanes.

De las investigaciones se ha encontrado que los anticuerpos de tiburón y toxinas de animales marinos son un camino para desarrollar medicamentos para tratar enfermedades como el cáncer de mama hasta diabetes y tuberculosis. "Este tipo de descubrimientos, que a la fecha se siguen investigando, son únicos en el mundo y ponen a México en un lugar preponderante en el campo de la medicina", coincidieron los científicos.

Licea explicó que el primer gran proyecto, llamado Biblioteca de Anticuerpos de Tiburón, usa tecnología del CICESE que sólo otros dos laboratorios emplean a nivel mundial. "Una biblioteca génica conservada adecuadamente puede ser fuente de muchos anticuerpos para usarlos como terapéuticos o para desarrollar nuevos sistemas de diagnóstico. Por ello se analiza la aplicación de estos anticuerpos para el diagnóstico de los casos de Sida y tuberculosis".

El segundo proyecto trata del estudio de toxinas de otros animales marinos, con el fin de lograr el desarrollo de fármacos útiles para el tratamiento de enfermedades crónico-degenerativas. "Estamos trabajando sobre tuberculosis y diabetes, que son padecimientos muy importantes a nivel nacional y es importante que la gente se entere de la labor científica y de investigación que se desarrolla en México", comento Alexei Licea.

El doctor Paniagua explicó que lo que se hace es aprovechar la naturaleza de la proteína de los tiburones, específicamente los de Ensenada. "Estamos creando una nueva generación de medicamentos con la finalidad de aprovechar sus características que, con relación a los anticuerpos del tiburón son muy especiales, sobre todo de su resistencia, y son proteínas que no necesitan refrigeración por lo que pueden transportarse sin riesgos a lugares rurales", indicó.

Vía El universal


0 opiniones: