13/01/2009

Estrés esta matando a Japón


El estrés esta matando a los japoneses (bueno a todos, pero más a ellos), algunos trabajadores quedan trastornos, sufren de un infarto, mientras que a otros les lleva directamente al suicidio y es que solo en 2007, la policía registró 2 207 suicidios y alrededor de 10 000 empleados sufrieron un ataque cardiaco o cerebral, que en algunos casos resultó mortal, debido a su trabajo. Según Hiroshi Kawahito, abogado de una asociación de familiares de este tipo de víctimas, menos del 10% de los incidentes laborales de este tipo se declaran a los servicios sociales ya que los afectados renuncian a enfrentarse a largos procesos administrativos que no siempre tienen éxito.

En 2007, el 58% de las demandas de indemnización fueron rechazadas por el ministerio de Trabajo, mucho menor que el 95% de rechazo de hace 20 años. "Hay una presión de opinión para que esta plaga se reconozca", explica Kawahito. El 'karoshi' o muerte en el trabajo fue reconocido hasta hace poco por las autoridades japonesas. Por ejemplo un jefe de un astillero en la región de Tochigi (al norte de Tokio) se suicido tras haber trabajado de 65 a 70 horas semanales durante 6 meses antes de caer en una depresión. En este caso, los servicios sociales calificaron el suicidio como accidente laboral y concedieron a su viuda una pensión anual de tres millones de yenes (unos 456 mil pesos).

El estrés aumento en Japón desde finales de los 90, cuando se incremento el numero de empleos a tiempo parcial y temporales, un tipo de trabajo que hoy representa un tercio del total, además de que se prevé que 85 000 trabajadores de este tipo se quedara sin trabajo antes de marzo a causa de la crisis económica.

0 opiniones: