04/04/2008

Hugo Chávez nacionaliza la industria del cemento


Hugo Chávez anunció la nacionalización de toda la industria del cemento de Venezuela, para transformarla en un sector de "producción social". Para Hugo Chávez su gobierno no podía permitir que compañías privadas exporten el cemento necesario para los planes de vivienda, esto con la supuesta intención de hacer frente a la crisis habitacional del país. El presidente prometió que las compañías dueñas recibirían una compensación justa por la venta al Estado de lo que describió como una industria estratégica. "Vamos a recuperar eso, vamos a hacer un avalúo y le pagamos lo que cueste", declaró.

Tres de las empresas más grandes de cemento en Venezuela son extranjeras, de los cuales la mexicana Cemex (la tercera empresa mas grande en su ramo) cuenta con tres plantas productoras de cemento y hormigón. La compañía produce en ese país unos 4,6 millones de toneladas al año y genera empleos directos e indirectos para unas 3 mil personas. Cerca del 60% de sus ventas netas en 2007 provienen de cemento volcado al mercado interno, según datos de la empresa.

La noticia provocó el llamado del embajador de Venezuela en México por parte de la cancillería mexicana. El ministerio informó que se ha puesto en contacto con Caracas para conocer el alcance preciso de las declaraciones, ya que el gobierno mexicano se comprometió a hacer todo lo posible para proteger los intereses mexicanos en el exterior. En 2007, Chávez amenazo a Cemex con "medidas correctivas" al ser acusada de contaminar el medio ambiente; ese mismo año, el gobierno de Venezuela se apropió de los bienes de Cementos Andinos, sucursal de la colombiana Argos.

Chávez asegura que las empresas cementeras extranjeras solo exportan y no dejan nada para el consumo de Venezuela, aunque como antes se explica el 60% de las ventas de Cemex Venezuela fueron ventas en el mismo país. Además del cemento, Chávez ha advertido que irá detrás de otras industrias como el acero y la banca. La mexicana Cemex entro a Venezuela en 1994 con una inversión inicial de 300 millones de dólares, actualmente además de las tres plantas de cemento cuenta con 33 de concreto. La francesa Lafarge y la suiza Holdim son las otras 2 empresas seriamente afectadas aunque Cemex contaba con la mitad de la producción de cemento en el país. Como consecuencia del anuncio, las acciones de Cemex sufrieron una caída de 2,87% en la Bolsa de Valores de México.

Fuente: BBC

0 opiniones: